miércoles , 12 agosto 2020
Inicio / Gestión Turística / 10 CLAVES DEL ÉXITO DE LA EMPRESA TURÍSTICA. 10. LA GESTIÓN ECONÓMICA

10 CLAVES DEL ÉXITO DE LA EMPRESA TURÍSTICA. 10. LA GESTIÓN ECONÓMICA

     Después de analizar los nueve aspectos más determinantes en el éxito de las empresas turísticas, llegamos al final de este decálogo con el estudio de la actividad más determinante para alcanzarlo: la gestión económica.

Casa Rural Los Montejo & Spa

     En el artículo anterior sobre la comercialización dijimos que los ocho anteriores carecían de valor “si, al final del proceso, la empresa no consigue vender sus productos”. Pues bien, ahora tenemos que afirmar que, aunque consigamos vender nuestros servicios en la cantidad que consideremos aceptable, no alcanzaremos la rentabilidad esperada si no desarrollamos una buena gestión económica.

     Para conseguirlo, lo primero que debemos hacer es un Presupuesto de Pérdidas y Ganancias para todo el año, con los datos que nos proporcione la contabilidad de los últimos ejercicios y las variaciones que estimemos que se van a producir en el año, o sólo con las previsiones de nuestro plan de empresa si es de nueva creación. Con ello, podremos prever si vamos a tener beneficios o pérdidas y tomar las medidas que consideremos necesarias para obtener beneficios o para disminuir las pérdidas.

     Si hacemos esta previsión, podremos tomar las medidas con tiempo para valorarlas y hacerlo en el momento más adecuado para nuestros intereses. Puede ser al inicio del ejercicio o cuando observemos variaciones sobre nuestras previsiones, bien sean en los ingresos o en los gastos. Para ello, deberemos llevar siempre la contabilidad de nuestra empresa al día y analizarla periódicamente, pues eso nos evitará sorpresas y pérdidas que no se hubieran producido de haber conocido los datos a tiempo.

     Pero no basta con llevar un control de la cuenta de Pérdidas y Ganancias. Existen empresas muy rentables que han tenido que cerrar por falta de liquidez. Es necesario llevar también un control sobre nuestras necesidades de financiación, tanto para la puesta en marcha de la empresa, si es de nueva creación, como para la ejecución de las actividades necesarias para su funcionamiento.

     Es necesario elaborar un Presupuesto de Tesorería, que consiste en el cálculo de los cobros y pagos que vamos a tener durante el ejercicio, no los ingresos y gastos, sino las entradas y salidas de efectivo. Sirve para saber si vamos a contar con suficiente dinero líquido para comenzar la actividad y asegurar su continuidad. Con este presupuesto podemos saber cuánto dinero vamos a necesitar y en qué momento. Así, si averiguamos que vamos a necesitar dinero líquido a largo plazo o en momentos puntuales, podemos buscar la financiación con tiempo y conseguir la que más nos convenga, sin estar apremiados por su urgencia. En cambio, si descubrimos que vamos a tener sobrante de fondos en algunos  períodos de tiempo, podemos estudiar el modo de sacarles un mayor rendimiento.

     Con estos dos presupuestos y con su seguimiento continuo para descubrir a tiempo las desviaciones, conseguiremos un control efectivo de la actividad económica de la empresa y podremos tomar las medidas que consideremos más adecuadas en el momento que estimemos más oportuno.

     Las medidas concretas dependen de las circunstancias particulares de cada empresa y del entorno en que desarrolla su actividad, por lo que es muy difícil determinar medidas de carácter general. No obstante, en próximos artículos iremos desgranando aquellas que consideremos que pueden ser adecuadas para la mayoría de las empresas de nuestra región en cada uno de los sectores.

Check Also

LOS EVENTOS CULTURALES, FESTIVOS Y DEPORTIVOS COMO RECURSOS TURÍSTICOS

     Los eventos culturales, festivos y deportivos se están convirtiendo en un atractivo turístico …