miércoles , 12 agosto 2020
Inicio / Gestión Turística / ALOJAMIENTOS EN EXTREMADURA: DEMASIADOS, SUFICIENTES O ESCASOS

ALOJAMIENTOS EN EXTREMADURA: DEMASIADOS, SUFICIENTES O ESCASOS

     Alojamientos en Extremadura: demasiados, suficientes o escasos. Esta es la pregunta que nos debemos hacer y responder antes de hablar de las posibilidades de crecimiento del sector turístico en nuestra región. Sin dar primero una respuesta, razonada y basada en datos objetivos, no tendremos argumentos de peso para afirmar que el desarrollo del sector, que todos deseamos, deba orientarse hacia el incremento de establecimientos, del número de viajeros o del número de pernoctaciones.

     Con este artículo no pretendo dar una respuesta inequívoca a la pregunta planteada, pues seguro que existen respuestas diversas y con buena parte de razón. Me conformo con presentar los datos y destacar las conclusiones más obvias que se desprenden de ellos y que deberían tenerse en cuenta al emitir las posibles respuestas.

     Con los datos obtenidos del INE que he considerado oportunos y relevantes, he elaborado esta tabla que considero la base más adecuada para elaborar estas respuestas. Naturalmente, habrá quien considere más adecuadas otras tablas, elaboradas con otros procedimientos y otros datos, y puede que tenga razón, pero creo que ésta puede ayudarnos mejor a conseguir nuestro objetivo. También he tenido en cuenta los datos que publique en el post Datos básicos del turismo en Extremadura y España, una de cuyas tablas inserto más adelante para complementar los datos ofrecidos. 

comparativa-de-alojamientos-turísticos-2013

     La elección de las tres Comunidades Autónomas con las que comparo Extremadura está basada en que tienen una característica común que las hace similares: las tres carecen de costa y, por tanto, sus datos corresponden exclusivamente a turismo de interior. Además, las tres tienen una densidad de población muy parecida, pues la diferencia entre ellas no llega ni a dos puntos. La fila de los datos del total nacional la he incluido simplemente para comprobar cómo las cuatro tienen diferencias comunes con estos datos, muy alejados de su media, salvo en los alojamientos de turismo rural.

     La elección de la densidad de población como porcentaje para comparar el número de establecimientos está motivada por el hecho de unir el número de habitantes y la extensión del territorio, los dos datos objetivos y cuantitativos que más pueden condicionar el número de establecimientos. Evidentemente, podía haber elegido otra referencia, pero ninguna hubiera sido tan uniforme en las tres Comunidades Autónomas, lo que hace perfectamente comparable estos porcentajes.

     En cuanto a las pernoctaciones, he optado por calcular el porcentaje sobre el número de establecimientos porque considero que éste tiene menos margen de error en las encuestas del ine que el de plazas o habitaciones, por ejemplo, que se hace a partir del primero.

     A continuación, expongo las conclusiones que considero más evidentes, sin entrar en las acciones que se podrían derivar de ellas, pues eso es algo mucho más complicado y que merecerá análisis específicos en futuros artículos. Como siempre, me gustaría que cualquiera que considere que no son las conclusiones adecuadas exponga su punto de vista, para que lo podamos analizar entre todos, pues seguro que aporta luz al debate y puede hacernos cambiar de opinión.

 sierra-de-gata-apartamentos-a-fala

Establecimientos hoteleros:

     El número de establecimientos hoteleros y el índice por densidad demográfica es aproximadamente la mitad que el de Aragón y Castilla-La Mancha y menos de un tercio que el de Castilla y León. Esto se puede explicar en parte por el mayor número de ciudades que existe en estas comunidades, pues es en ellas donde predominan los establecimientos hoteleros. Pero, incluso teniendo esto en cuenta, no cabe duda que el número de alojamientos hoteleros está por debajo del de nuestras regiones de referencia. Habría que tener en cuenta muchos más datos para valorar si sería positivo incentivar la creación de nuevos hoteles, pero lo que no podemos decir es que el sector esté sobredimensionado en Extremadura.

     El menor número de establecimientos provoca que la cantidad de pernoctaciones sea sensiblemente inferior al de las otras comunidades, pero el índice por establecimiento es parecido, incluso superior al de Castilla-La Mancha, lo que nos provoca la duda de si éste aumentaría si se incrementara el número de establecimientos o si se repartiría y bajaría. Para responder a esta cuestión es necesario tener en cuenta más datos, pero lo que sí podemos afirmar con los que tenemos es que el índice de ocupación de nuestros alojamientos hoteleros es similar al de las regiones de nuestro entorno.

Acampamentos turísticos (campings):

     El número de campings y el índice por densidad demográfica de nuestra región es similar al de Castilla-La Mancha, pero muy inferior al de Aragón y Castilla y León. En esto influye el hecho de que los campings tienen más clientes durante los meses de vacaciones, que suelen ser los de más calor, y los usuarios buscan lugares frescos, próximos a las montañas, más abundantes en estas comarcas. Este hecho explica que la mayoría de nuestros campings estén en el norte de la región y que la media de pernoctaciones sea superior a la de las dos Castillas y casi igual que la de Aragón.

     Tampoco en este caso podríamos convenir, con sólo estos datos, si sería procedente incrementar el número de estos establecimientos en nuestra región. Tendríamos que diferenciar estos datos por comarcas para ver si son uniformes en toda la comunidad, pues nos tememos que los campings situados fuera de las comarcas del norte tienen mucha menos ocupación, por lo que no sería conveniente construir más, y en éstas comarcas parece que ya se encuentran cubierta la demanda.

Apartamentos turísticos:   

     El segmento de los apartamentos turísticos es el que presenta un diferencial mayor entre Extremadura y el resto de comunidades. Tanto el número como el porcentaje por densidad demográfica son muy inferiores en Extremadura, aunque este hecho provoca que el índice de ocupación sea bastante superior. Sin duda, en esto influyen dos aspectos que ya hemos visto en los otros dos segmentos: el hecho de tener menos ciudades y el de tener menos zonas de vacaciones estivales. Al no poder actuar sobre estos dos condicionante, creemos que no sería recomendable incentivar el crecimiento de este segmento, máxime si tenemos en cuenta el pequeño porcentaje que aporta al número total de pernoctaciones.

Alojamientos de turismo rural:

     Los datos de los alojamientos de turismo rural son los que más nos pueden sorprender, pues llevamos muchos años oyendo hablar de la saturación del sector y del bajo índice de ocupación que sufre, algo que puede ser cierto en gran medida. Entonces, ¿cómo se explica que, según estos datos, tengamos muchos menos alojamientos y un porcentaje de pernoctaciones mucho más elevado que las otras tres comunidades?

     En primer lugar, hay que tener en cuenta que estos datos se refieren sólo a los establecimientos tipificados como de turismo rural, por lo que quedan gran parte de hoteles, hostales y apartamentos que los incluye en otros segmentos. Si se incluyeran todos ellos, el número de establecimientos y porcentaje sería mucho mayor y el porcentaje de pernoctaciones disminuiría significativamente. Por ello, creo que es preferible hablar siempre de alojamientos de turismo en espacio rural, como hago en el siguiente cuadro referido a junio de 2012 y que ya publiqué en el post antes reseñado.

alojamientos-turísticos-en-extremadura

     De todos modos, aunque hagamos estas correcciones y tengamos en cuenta el diferencial de zonas de vacaciones estivales, los datos referidos a alojamientos de turismo rural en nuestra región muestran un potencial de crecimiento que no se puede ignorar. Es necesario contar con más datos de la oferta y la demanda para determinar en qué comarcas, de qué tipología y en qué condiciones sería conveniente incrementar el número de establecimientos, pero con los datos que ya tenemos podemos afirmar que este sector puede aún desarrollarse.

     En cuanto a las cifras referidas al total de establecimientos, sólo decir que corroboran lo que hemos venido analizando por separado, que tenemos menos establecimientos que las otras tres regiones y que la media mensual de pernoctaciones por establecimientos es bastante superior.

     Espero que este artículo y los datos expuestos provoquen la participación de un gran número de personas para corroborar, rebatir, objetar o criticar lo aquí espuesto. Todas las aportaciones serán bienvenidas, pues con cada una de ellas, sea del tipo que sea, avanzaremos en el conocimiento de la realidad del sector y, lo que es más importante, en la determinación de sus posibilidades de desarrollo.

Check Also

LOS EVENTOS CULTURALES, FESTIVOS Y DEPORTIVOS COMO RECURSOS TURÍSTICOS

     Los eventos culturales, festivos y deportivos se están convirtiendo en un atractivo turístico …