sábado , 20 abril 2019
Inicio / Destinos Turísticos / EXTREMADURA. TRUJILLO HAZAÑAS CONVERTIDAS EN IGLESIAS Y PALACIOS

EXTREMADURA. TRUJILLO HAZAÑAS CONVERTIDAS EN IGLESIAS Y PALACIOS

     Trujillo es conocida en el mundo por las innumerables hazañas de sus ilustres hijos: Francisco Pizarro y sus hermanos, conquistadores del Impero Inca, Francisco de Orellana, descubridor del río Amazonas, Diego García de Paredes, conquistador de Venezuela, Francisco de las Casas, lugarteniente de Cortés en la campaña de Méjico y otros muchos que llevaron el nombre de su ciudad por toda América latina.

Trujillo. Plaza Mayor

     Esas hazañas proporcionaron títulos y riquezas a sus protagonistas, que volvieron a su ciudad natal para quedar constancia de ellas en multitud de palacios, iglesias y conventos construidos durante el siglo XVI: Palacio de los Carvajal-Vargas, Palacio de los Pizarro (de la Conquista), Palacio de los Orellana Toledo, Iglesia de Santa María la Mayor, Iglesia de San Martín, el Convento de San Francisco y un largo etcétera hasta llegar a los 15 Palacios y Casas Fuertes y 16 Iglesias y Conventos que se conservan en la actualidad.

     Pero la vida de Trujillo no empezó entonces. Existen restos arqueológicos que confirman asentamientos prehistóricos y durante la ocupación romana ya aparece como Turgalium. No obstante, el empuje definitivo a la ciudad vino de la mano de los musulmanes, que construyeron entre los siglos X y XI sus Murallas, de las que se conservan 17 torres y 4 puertas, y el impresionante Castillo, una fortaleza del período califal que se conserva en buen estado. En 1232 Trujillo es reconquistado y empieza la construcción, dentro de las murallas, de iglesias y palacios que aún hoy podemos visitar.

     En el siglo XV se inicia la expansión urbana fuera de las murallas, en el entorno de la Plaza Mayor, donde se construye la Iglesia de San Martín y empiezan a extenderse el barrio árabe y el judío. La concesión del título de ciudad y la aprobación de un mercado franco potencian este desarrollo urbanístico, que se verá consolidado al siglo siguiente con el retorno de los conquistadores. En su recuerdo se erigió en 1929 la estatua ecuestre de Francisco Pizarro, que hoy domina el amplio espacio de la plaza.

     Trujillo es también una ciudad viva que se esfuerza por atraer y agradar a las personas que la visitan, cuidando su entorno urbano y organizando numerosas actividades. Como muestra bastan dos eventos que se celebran cada año en su Plaza Mayor: La Feria Nacional del Queso en mayo y “El Chíviri”, Fiesta de Interés Turístico Regional, el domingo de Resurrección.

     Además, su especial ubicación, a muy poca distancia de los enclaves turísticos de Cáceres, Mérida, Plasencia, Guadalupe y el Parque Nacional de Monfragüe, la convierten en un excelente punto de partida para visitarlos.

     Todos estos recursos hacen de Trujillo uno de los principales destinos turísticos de Extremadura, como lo prueban los numerosos establecimientos de alojamiento y restauración existentes en la ciudad y de los que se pueden encontrar las mejores ofertas en el portal Extremadura Ofertas.

oferta-extremadura-ofertas-Trujillo-hotel-Perú

Check Also

EXTREMADURA EN OTOÑO, LA VERA

     Extremadura en otoño, La Vera, para disfrutar de sus bosques, montañas, pueblos, manjares …