viernes , 19 abril 2019
Inicio / Destinos Turísticos / TESOROS DE EXTREMADURA: ZAFRA

TESOROS DE EXTREMADURA: ZAFRA

     Zafra, prestigioso destino turístico por su admirable patrimonio histórico artístico y su rica oferta cultural, gastronómica y comercial. El Alcázar de Zafra fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1.931 y la ciudad reconocida como Conjunto Histórico Nacional en 1.965. La actividad cultural era ya importante en el siglo XV y hoy se manifiesta en los numerosos certámenes que se desarrollan a lo largo de todo el año. La oferta gastronómica se ve favorecida por los productos de sus dehesas, los seis eventos que organizan cada año y la excelente calidad de sus 41 restaurantes. Zafra es también conocida como el centro comercial del sur de Extremadura por los numerosos establecimientos comerciales y por la Feria Internacional Ganadera.

zafra-puerta-del-cubo

     Desde la Edad Media, Zafra está ligada a la dinastía de los Suárez de Figueroa, a quien fue donada la población en 1394, convirtiéndola en el centro del Señorío de Feria. Muy pronto empezaron a levantar las primeras edificaciones que dieron a la ciudad su fisonomía actual: el Alcázar para su residencia, el Convento de Santa Clara, como panteón familiar y la muralla con una función defensiva y fiscalizadora de la pujante actividad artesanal y comercial.

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 100

     El Alcázar es el edificio más emblemático de Zafra. Se construyó entre 1437 y 1443 con una función más de residencia señorial que defensiva, aunque sus imponentes torres almenadas sugieran lo contrario. El edificio es de planta cuadrangular, con una torre del homenaje de 29 m. de altura y ocho torreones que refuerzan una muralla de 24 m. de altura. Hacia 1600 fue ampliamente remodelado con nuevas construcciones: un patio de mármol de estilo renacentista, dos nuevas alas con azoteas adosadas a ambos lados de la puerta principal, una capilla con una bella cúpula gótico-mudéjar y dos galerías que comunicaban con un nuevo jardín que complementó a la vieja Huerta Honda como escenario de fiestas y juegos. El Alcázar está perfectamente conservado y en la actualidad acoge al Parador de Turismo “Duques de Feria”.

zafra-convento-de-santa-clara

    A corta distancia del Alcázar se encuentra el Convento de Santa Clara, que expone en su altar mayor las esculturas funerarias del primer conde de Feria y su esposa. En el retablo mayor, de estilo barroco, se encuentra una imagen del siglo XV de la Virgen del Valle y en el relicario del convento se puede contemplar el Lignum Crucis de oro y brillantes. La clausura, que no puede visitarse, se articula en torno a un claustro del siglo XV, en cuyos muros se conservan algunas pinturas góticas.

zafra-puerta-de-jerez

     La muralla acabó de construirse en 1442 y tenía un doble objetivo: proteger y salvaguardar la producción artesanal y el comercio local de un entorno inseguro, sobre todo en la noche, y controlar fiscalmente a los 108 mercaderes y artesanos que trabajaban en la ciudad. De las ocho puertas originarias aún pueden admirarse cuatro: la Puerta de Palacio, la Puerta de Jerez, la Puerta del Cubo o de Badajoz y la Puerta del Acebuche.

zafra-casa-del-ajimez

     En esas fechas se construyó también la llamada Casa del Ajimez, una vivienda de estilo mudéjar construida en el siglo XV. En su fachada podemos contemplar el ajimez que le da nombre, una bella ventana mudéjar partida por una columnilla de mármol sobre la que descansan dos arcos de ladrillo. También podemos admirar el esgrafiado que adorna la fachada, uno de los pocos restos de esta técnica decorativa, que debió abundar en la ciudad y que contrasta con esa idea de pueblo blanco que actualmente le caracteriza. Casi enfrente y en las calles adyacentes pueden verse otras viviendas mudéjares construidas al final del medievo.

zafra-plaza-chica-soporales

    Las plazas son, sin duda, uno de los espacios urbanísticos más originales de Zafra y que más atraen al visitante. La Plaza Chica fue centro de la villa durante siglos, pues en ella se encontraba la casa del concejo, comercios posadas y fondas y era el recinto de los mercados semanales. La plaza ocupa un espacio rectangular bordeado de soportales de ladrillo, excepto en uno de sus lados menores, donde estaba la Audiencia (actual Palacio de Justicia). Del carácter comercial de la plaza es buena muestra una antigua vara de medir castellana (83 cms.) esculpida en una de las columnas de los soportales. La Plaza Grande fue construida a mediados del siglo XV sobre lo que fuera atrio y cementerio de la antigua Iglesia de la Candelaria para dar cabida a la pujante actividad comercial de la ciudad. Hoy día sigue siendo el principal centro comercial y de ocio de la ciudad.

zafra-casa-palacio-hotel-conde-de-la-corte

     La riqueza monumental de Zafra no acaba aquí, pero es tan extensa que es imposible abarcarla en este artículo, por lo que recomendamos una visita de varios días para poder disfrutar de los monumentos descritos y de estos otros que sólo podemos enumerar: la Iglesia Parroquial de la Candelaria; los Hospitales de Santiago, San Miguel y San Ildefonso; los Conventos de Santa Marina y de Santa Catalina; los Monasterios de Santo Domingo del Campo, de El Rosario, de San Benito y de San Onofre de La Lapa; la Judería y su Sinagoga, la Casa Grande; el Palacete del Marqués de Solana; la Casa-palacio de García de Toledo y Figueroa, actual Ayuntamiento; el Palacete del Conde de la Corte, convertido hoy en hotel de lujo.

   La familia de los Suárez Figueroa también convirtió a Zafra en un foco artístico desde el siglo XV. Fue admirable el cuidado por la estética en todas sus construcciones y su preocupación por atraer a la ciudad artistas sevillanos, italianos y flamencos para introducir los estilos renacentista y barroco, que influyeron también en su pujante producción artesanal. La tutela señorial a la cultura judía propició que, en 1419, se vertiese por primera vez al castellano la Guía de Perplejos de Maimónides, la más antigua de cuantas traducciones se hicieron a lenguas vulgares.

zafra-museo-de-santa-clara     La promoción del arte, que iniciaron los primeros Duques de Feria en siglo XV, continúa en la actualidad con una actividad cultural propia de una gran ciudad. Durante todo el año se organizan conciertos, festivales y exposiciones en su Casco Histórico, en el Centro Cultural Santa Marina, en el Teatro Municipal o en el Recinto Ferial. Cuenta además con el Museo de Santa Clara que muestra una exposición cuyas líneas temáticas (convento, nobleza y ciudad) se integran en este espacio monumental de los siglos XV al XVIII.

zafra-restaurante-azafran-hotel-huerta-honda

     La gastronomía es otro de los recursos turísticos importantes de Zafra. La reconocida maestría de los cocineros, la excelencia del servicio, las magníficas carnes de cerdo, ternero y cordero y los deliciosos vinos de su entorno, hacen de Zafra uno de los más importantes referentes culinarios de la región. A lo que hay que añadir los seis eventos gastronómicos que se celebran cada año: el Festival de la Tapa, la Bacanal de la Grasa, las Migas de Carnaval, el Domingo de Quasimodo, la Garbanzá y las Jornadas Gastronómicas del Siglo de Oro.

zafra-feria-de-san-miguel-en-la-antigüedad

     La estratégica ubicación de la ciudad, en el cruce de las rutas Sevilla-Mérida y Córdoba-Badajoz y entre las fértiles llanuras de la Tierra de Barros y las dehesas de Sierra Morena, propició su inicial vocación comercial que se mantiene hasta hoy. Para el desarrollo de la actividad comercial fue determinante la presencia en Zafra de una importante comunidad judía y morisca, asentadas desde tiempos remotos en la villa y amparadas por los primeros Señores de Feria. Esta actividad fue potenciada por la autorización de las Ferias y Mercados de San Juan en 1395 y por San Miguel en 1453. Dichas ferias sirvieron como elementos dinamizadores de la incipiente burguesía comercial que empezaba a desarrollarse y sirvieron para convertir a la ciudad en el mayor centro comercial de un extenso territorio.

carteFERIA015 5

     La Feria de San Miguel ha perdurado desde entonces y después de 700 años sigue atrayendo a ganaderos y visitantes de todas las comarcas extremeñas y de comunidades vecinas. Durante los días de feria se celebran certámenes y concursos de las diferentes especies y razas ganaderas y exposiciones de productos industriales relacionados con la agricultura y la ganadería. En la actualidad está reconocida como Feria Regional del Campo Extremeño y Feria Internacional Ganadera y ha ampliado su oferta a todos los campos de la productividad gracias al magnífico y amplio recinto ferial en que se celebra.

Check Also

EXTREMADURA EN OTOÑO, LA VERA

     Extremadura en otoño, La Vera, para disfrutar de sus bosques, montañas, pueblos, manjares …