miércoles , 20 marzo 2019
Inicio / Destinos Turísticos / TESOROS DE EXTREMADURA: ALISEDA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

TESOROS DE EXTREMADURA: ALISEDA

     Aliseda, el pueblo del Tesoro y de la Sierra de San Pedro, el tesoro prerromano más importante de España y la sierra con más fauna protegida y cinegética de Extremadura. El Tesoro de Aliseda es un conjunto de piezas de oro, plata, bronce y vidrio con detalles ornamentales de figuras en miniaturas, fabricadas en el siglo VII antes de Cristo. La Sierra de San Pedro es un espacio natural en el que conviven en armonía especies protegidas como el águila imperial, el águila real, el buitre negro, el buitre leonado o la cigüeña negra, con especies cinegéticas como el ciervo, el gamo o el jabalí.

aliseda-desde-la-sierra-de-san-pedro

     Aliseda se asienta en la ladera del Pericuto, uno de los picos más altos de la Sierra de San Pedro, justo donde acaban los llanos de Brozas y empieza la sierra, a tan sólo veintisiete kilómetros de Cáceres capital, cerca de Alcántara y del Parque Natural Tajo Internacional. Su ubicación ha sido estratégica durante siglos y hoy continúa siéndolo, pues a su lado pasa la ruta corta entre Madrid y Lisboa, tanto de carretera como de ferrocarril, y de ella parte la carretera que atraviesa la Sierra de San Pedro en dirección a Alburquerque y Villar del Rey.

     Debido al valor estratégico de su ubicación, Aliseda sufrió durante siglos los desmanes de las continuas guerras con Portugal (llegó a ser destruida en varias ocasiones) y las incursiones de los bandidos que se refugiaban en la agreste sierra. Para compensar esta desventaja y asegurar la población del lugar, le fueron otorgados privilegios en 1426 que siguieron hasta el siglo XVIII. Estos avatares históricos fueron los causantes de que Aliseda no cuente en la actualidad con ningún edificio histórico a excepción de la Iglesia y de la Casa Parroquial, del siglo XVIII.

aliseda-ruta-de-aceitunilla

     Si accedemos a Aliseda desde Cáceres, podemos hacerlo andando desde Malpartida de Cáceres por la sugerente ruta de “La charca de Aceitunilla”, descrita en la web Turismo Tajo Salor. Lo primero que nos sorprenderá será la especial configuración urbanística del pueblo, con  calles rectas y anchas en la parte nueva y con calles estrechas y empinadas que trepan por las laderas de la sierra en la parte más antigua.

aliseda-el-tesoro-de-aliseda

     Nuestra primera visita al llegar a la localidad debe ser al Centro de Interpretación del Tesoro de Aliseda, donde se muestra una perfecta reproducción del famoso tesoro tartesio, cuyo original se expone en el Museo Arqueológico de Madrid, y se hace un recorrido por las circunstancias del hallazgo, por el contexto histórico del conjunto y por las técnicas de fabricación. Ha sido datado del siglo VII antes de Cristo y se le considera el mayor conjunto representativo de la orfebrería de carácter orientalizante de la cultura tartesia. La mayoría de las alhajas están realizadas y decoradas con técnicas orientales, procedentes de la colonización fenicia o a la manera oriental, como el repujado, el laminado, la filigrana o el granulado. Son piezas compuestas, montadas a partir de elementos más pequeños, y enriquecidas con pasta vítrea y piedras semipreciosas.

aliseda-iglesia

     Desde el museo, siguiendo la calle principal, llegaremos a la Plaza Mayor, que aún conserva la fuente que trae a la localidad el agua del aljibe que da nombre a su sierra. A pocos metros se alza la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, construida en mampostería con refuerzo de sillares en las esquinas y ladrillos en la parte superior de la torre y aleros. Se inició su construcción en el siglo XV y se finalizó en el siglo XVIII por lo que se caracteriza por elementos renacentistas y barrocos en su decoración. La cabecera de la iglesia con forma de ábside semicircular es la ocupada por el altar mayor, dónde está situado el retablo de estilo barroco. Su ejecución puede establecerse entre 1750 y 1780. Frente a la puerta de la Sacristía, se encuentra la Casa Parroquial, única construcción que se conserva del siglo XVIII.

aliseda-centro-de-interpretacion-de-la-sierra-de-san-pedro

     Subiendo por la larga y empinada calle Virgen, llegamos al Centro de Interpretación de la Sierra de San Pedro y la Mina La Pastora. En el centro nos proporcionarán una información completa de estos dos recursos mediante paneles, maquetas y vídeos con lo que podremos apreciar mejor la singularidad de los mismos cuando los visitemos. La ubicación del centro, en la parte alta de la localidad, cerca de la cima de “El Pericuto” (610 m.) permite disfrutar de una vista espectacular de los llanos, avistando las localidades de Brozas, Arroyo de la Luz y Cáceres, y de los primeros cerro y valles de la Sierra de San Pedro.

aliseda-embalse-sierra-de-san-pedro

     Desde allí podemos iniciar varias rutas por la Sierra de San Pedro, uno de los espacios con mayor abundancia de especies protegidas, lo que le ha valido la declaración como Zona de Especial Protección de Aves y de varios Lugares de Interés Comunitario. Una de las rutas más emblemáticas es la del Cordel de Azagala, descrita perfectamente en la web del Proyecto Translana de Tagus, la Asociación para el Desarrollo Integral de la comarca Tajo-Salor-Almonte.

aliseda-imagen-de-la-virgen-del-campo

     Por esta ruta llegamos a la ermita de Nuestra Señora del Campo, situada a unos cinco km. al sur de Aliseda, en plena Sierra de San Pedro. Data de 1485, aunque fue mejorada y ampliada en el siglo XVIII. Es una construcción popular de mampostería con recubrimiento de cal que alberga una pila bautismal del siglo XVI. La imagen de Nuestra Señora del Campo puede ser del siglo XIII o XIV de estilo románico en transición al gótico, es una talla policromada con niño, bastante extraña de encontrar en una zona tan meridional.

alburquerque-castillo-de-luna

     En la Sierra de San Pedro podemos contemplar también las huellas de las distintas civilizaciones que lo poblaron. En las proximidades de San Vicente y Valencia de Alcántara nos encontramos con la mayor concentración de dólmenes de toda la península. La edad media dejó impresionantes castillos, algunos visitables y muy bien conservados, como el de Alburquerque. La época renacentista nos dejó su huella en el casco antiguo de Valencia de Alcántara.

SONY DSC
SONY DSC

Muy cerca del centro de interpretación, está la Mina La Pastora, antigua mina de hierro hoy abandonada, en la que podremos adentrarnos unos metros por la galería principal. El origen de la mina es Romano, ya que según estudios del Instituto geológico y minero hay indicios de que existió plata en esta zona y con los trabajos posteriores se encontraron labores de este origen lo cual nos hace pensar en un asentamiento o en un lugar de paso. Desde esta época hasta 1920 no se volvió a explotar, pero fue muy poca la actividad en este año y se cerró. No sería hasta los años 50 cuando se volvería a abrir, siendo cerrada definitivamente en 1958 debido al bajo rendimiento y la baja calidad del hierro.

Check Also

EXTREMADURA EN OTOÑO, LA VERA

     Extremadura en otoño, La Vera, para disfrutar de sus bosques, montañas, pueblos, manjares …