martes , 10 diciembre 2019
Inicio / Destinos Turísticos / VACACIONES EN LA SIERRA DE GATA

VACACIONES EN LA SIERRA DE GATA

     Vacaciones en la Sierra de Gata, para disfrutar admirando pueblos con calles y viviendas como hace siglos, para bañarnos en piscinas naturales en entornos increíbles, para recorrer paisajes de valles y montañas totalmente accesibles. Un patrimonio cultural y natural perfectamente conservado para que podamos seguir disfrutándolo.  Una conservación que se ha visto favorecida por su ubicación en el extremo noroccidental de Extremadura, lejos de los centro de decisión, y por las difíciles vías de comunicación. También ha contribuido la voluntad de sus gentes, apegada a su terreno y a su cultura, de tal modo que hoy, cuando ya se han superado las dificultades de comunicación, se siguen conservando con la misma fuerza y empeño que siempre.

      Gracias a este espíritu, en nuestras vacaciones en la Sierra de Gata podremos disfrutar de unos paisajes excepcionales, recorridos por multitud de senderos que hacen las delicias de los caminantes por sus acogedores rincones y sus espectaculares vistas. Unos paisajes plagados de especies forestales, castaños, robles, pinos, encinas, alcornoques, y de miles de olivos y viñas. Incluso podemos encontrar en las cabeceras de los valles magníficos ejemplos de bosque autóctono: abedul ibérico, acebo, enebro, encina rupícola y roble melojo.

sierra-de-gata-occidental-trevejo-pueblo-y-castillo

     También podremos recrearnos paseando por las estrechas calles de los cascos históricos de sus pueblos, descubriendo hermosos rincones y sorprendentes edificaciones con siglos de historia. La singularidad de estos conjuntos ha conseguido que en la mayoría de sus pueblos hayan sido reconocidos con la declaración de Conjuntos Histórico Artísticos. Además, el espíritu conservacionista de sus gentes permitirá deleitarnos con la recreación de la vida de sus antepasados en los siete museos etnográficos existentes en la comarca. Y, por supuesto, escucharlos hablar en su particular “A Fala”, un dialecto de origen galaico-portugués que aún es utilizado mayoritariamente por los vecinos de San Martín de Trevejo, Eljas y Valverde del Fresno.

     Para poder apreciar todos estos atractivos recomiendo hacer dos rutas, una por la parte occidental de la comarca y otra por la oriental. Si la estancia es por más de una semana, se pueden dedicar varios días a cada ruta. Si sólo se dispone de una semana, se deben dedicar dos días a cada una, con la seguridad de que sus encantos nos harán volver para disfrutarla con más tiempo.

Ruta por la Sierra de Gata occidental

     Se puede iniciar en la localidad de Hoyos, punto central de la Sierra de Gata y puerta de entrada a su parte occidental. Hoyos, declarado Conjunto Histórico Artístico es una buena muestra de la excelente labor de conservación y recuperación de los cascos históricos llevada a cabo por la Administración y los habitantes de la comarca. Además de pasear por sus calles, es imprescindible visitar la Casa del Deán y la iglesia de Nª. Sra. Del Buen Varón. Y si llegáis en época veraniega, podéis refrescaros en su magnífica piscina natural.

 sierra-de-gata-hoyos

     Desde Hoyos, recomendamos subir a Trevejo para conocer la antigua fortaleza musulmana y las casas de su entorno, que han conservado las características de la vivienda típica de la zona, lo que le ha valido la declaración de Conjunto Histórico Artístico. El castillo se ubica en uno de los cerros más altos de la comarca, desde el que podemos gozar con unas vistas espectaculares de sus sierras y valles.

sierra-de-gata-occidental-castillo-de-trevejo

     Junto a Trevejo se encuentra Villamiel, el pueblo de mayor altitud de la comarca (733 m.), en el que debemos visitar el Palacio del Deán y la iglesia de Santa María Magdalena, ambos del siglo XVII. De allí podemos ir a San Martín de Trevejo, famoso, junto con Villamiel, por sus vinos, incluso se le llegó a denominar San Martín de los Vinos. Además de visitar alguna de sus tradicionales bodegas, debemos conocer su plaza porticada y el Palacio del Comendador.

sierra-de-gata-trevejo-y-villamiel

     A pocos kilómetros, en el mismo valle del Jálama, se encuentra Eljas, enclavado en un promontorio de la sierra, con una fuerte pendiente que se ha intentado salvar con calles estrechas y sinuosas. Además de sus calles, es digno de admirar su castillo de origen árabe, del que se conservan dos torres y parte de las murallas.

     El punto final de la ruta es la localidad de Valverde del Fresno, pueblo fronterizo con Portugal y, como tal, lugar de paso de contrabandistas a lo largo de la historia. Son dignos de visitar el Palacio de los Frades, la Iglesia de Nª. Sra. de la Asunción, construida por el arquitecto Pedro de Ibarra en el siglo XVI, y el Rollo o Picota, símbolo de su categoría de villa.

sierra-de-gata-pisaje-eljas

     Para el otro día, os proponemos hacer alguna ruta por el medio natural para disfrutar con los magníficos paisajes, con los bosques de castaños, robles, pinos, encinas, alcornoques que pueblan sus laderas y con los bosques autóctonos que aún se conservan en las cabeceras de los valles: abedul ibérico, acebo, enebro, encina rupícola y roble melojo. La mayoría de las rutas transcurren por caminos, cordeles y cañadas señalizados y muchas de ellas conservan un empedrado de siglos. Si queremos más información de las rutas o participar en alguna organizada, podemos consultar la web de Sierra de Gata Digital.

     No podemos dejar la zona sin probar sus platos tradicionales en alguno de sus numerosos restaurantes y sin llevarnos muestras de sus productos típicos para compartirlos cuando regresemos. Nos va a encantar el aceite, de cuyas cualidades podemos informarnos en la web del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Gata-Hurdes. Y, si lo hemos probado en nuestra visita, seguro que no se nos olvida llevarnos algunas botellas de vino, tanto de tintos (jóvenes, de color granate, aromas florales, con paso de boca delicado y cálido en el posgusto) como de blancos (afrutados y agradables, que ya en los siglos XIV y XV eran sobradamente conocidos y alabados por Felipe II, Carlos I y mencionados por Miguel de Cervantes en el Licenciado Vidrieras).

Ruta por la Sierra de Gata oriental

     Para esta ruta, proponemos seguir el itinerario establecido en las siete primeras etapas del Sendero de Gran Recorrido GR-10, perteneciente a la Red de Senderos del Sistema Central, coincidente con el Sendero Internacional Europeo E-7. Este sendero atraviesa la península, entra en Sierra de Gata a través de Las Hurdes y la deja por las Termas de Monfortinho en la frontera portuguesa. Con esta ruta se ha conseguido enlazar la franja montañosa que va desde Madrid a Portugal aprovechando caminos, calzadas, cordeles y cañadas.

 sierra-de-gata-sendero-gr-10

     Tal como podemos ver en el esquema de la ruta, se trata de siete etapas de pequeño recorrido y escasa dificultad, por lo que se puede hacer en 2 ó 3 días, ya sea a pie o en coche. Si optamos por hacerla a pie, encontraremos toda la información sobre esta y otras rutas por la Sierra de Gata en la web de Adisgata. Realizaremos el recorrido en sentido contrario al del Sendero GR-10. Empezaremos en Perales del Puerto y terminaremos en Robledillo de Gata, desde donde podremos internarnos en Las Hurdes y visitar también esta sorprendente comarca extremeña.

     Llegamos al punto de partida, Perales del Puerto, por la carretera Ex-109, que une Coria con la ciudad salmantina de Ciudad Rodrigo. Esta localidad es la puerta de entrada a la comarca y en ella podemos observar ya algunos elementos característicos de los pueblos más al norte, que iremos descubriendo a continuación. Veremos algunas viviendas tradicionales con los característicos balcones de madera, alguna mansión con fachada de sillería y escudos nobiliarios y una iglesia con fachada de granito, obra del siglo XVI. Y si hacemos el recorrido en verano podemos refrescarnos en su piscina natural en la rivera de Acebo.

     Si vamos andando, llegaremos en menos de dos horas, por un sendero de poco más de seis kilómetros, a Villasbuenas de Gata, localidad situada en la parte más baja de la comarca, rodeada de campos de olivos. Además de la iglesia, de finales del siglo XV y principios del XVI, podemos visitar una casa de estilo gótico tardío en la plaza principal de la localidad, llamada popularmente La Casa de la Mujer Panzúa. Es también célebre el Baño de la Cochina, un manantial de aguas medicinales a cuatro kilómetros del pueblo.

sierra-de-gata-gata-piscina-natural

     Desde Villanueva ascendemos a la sierra para llegar hasta la villa de Gata, declarada Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico-Artístico en 1994. Gata está situada en un lugar privilegiado, en la base de la sierra de la Jañona que la protege de los vientos del norte y de la sierra del Salío que la rodea por el este. En el casco urbano de Gata destacan dos palacios, uno en la calle Campito y otro en la plaza de las Órdenes, la iglesia de San Pedro con su excelente retablo mayor con esculturas del siglo XVI y la célebre Fuente del Chorro, adornadas con el escudo de los Reyes Católicos y con el toisón del emperador Carlos I. También es famoso el cedro declarado Árbol Singular que mide 30 metros de altura y tiene un perímetro de 5,10 metros.  En sus alrededores hay que visitar la Ermita del Humilladero adornada con pinturas murales del siglo XVI, la Ermita de San Blas, en lo alto de la sierra y rodeada de castaños, y el monasterio franciscano de Nuestra Señora de Monteceli, que ya existía en 1399, aunque la edificación actual data del siglo XVI.

     Menos de tres kilómetros separan Gata de Torre de Don Miguel, un pueblo que ya era notable en el siglo XIII, cuando el Comendador Frey Miguel levantó la torre que le da nombre y de la que ya no queda ningún vestigio. Lo más notable de esta localidad es el trazado de su casco urbano, pues aún conserva calles estrechas y tortuosas, pasadizos y balconadas que nos recuerdan su origen medieval. Destacan también varias viviendas con escudos heráldicos, el Rollo, símbolo de la libertad y el poder que el Concejo adquirió con el título de villa en 1428, y la iglesia de Nª Sª de la Asunción, catalogada como Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento.

sierra-de-gata-torre-de-don-miguel

     De Torre de Don Miguel llegamos a Cadalso de Gata en apenas hora y media a pie por un sendero prácticamente llano. En su casco urbano podemos visitar la Casa del Rey, residencia de Alfonso XI durante sus cacerías por la comarca, la Real Cárcel del año 1793, la iglesia de la Concepción de finales del siglo XV y la Plaza Mayor porticada.

     Diez kilómetros separan Cadalso de Gata de Descargamaría, una pequeña localidad junto al río Árrago, en el que ha construido una excelente piscina natural. Sus casas tradicionales son edificaciones de tres plantas de pizarra y mampostería, con pasadizos que se levantan sobre tarimas de madera. El edificio más destacado es la iglesia parroquial del San Julián el Hospitalario, de finales del siglo XV, en la destaca su retablo mayor de madera de nogal y pino fechado en 1585.  También son dignas de visitar la Ermita del Manso Cordero, que muestra un ábside construido a comienzos del s. XVI y cubierto con un excepcional artesonado mudéjar y la Ermita del Cristo del Humilladero, del siglo XVI, que conserva un retablo plateresco de la misma centuria, adornado con relieves pasionistas.

sierra-de-gata-robledillo-de-gata

     El último pueblo de nuestra ruta, Robledillo de Gata, constituye una de las mejores muestras de arquitectura popular de Extremadura, por lo que ha sido declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico Artístico. El visitante quedará sorprendido por la excelente conservación de sus casas de adobe y madera y de sus calles estrechas, casi tapadas por balconadas y pasadizos, saturadas del olor de los vinos de pitarra de sus bodegas tradicionales. Destacan también algunas construcciones de los siglos XV y XVI, como el Hospital-Enfermería Franciscano, la iglesia de Nª Sª de la Asunción y las ermitas del Manso Cordero y del Humilladero. Y no podemos dejar de visitar el Molino del Medio, antiguo molino de aceite movido por agua que conserva en buen estado toda la maquinaria y utensilios relacionados con la extracción artesanal del aceite.

     Para disfrutar plenamente de tu visita a la Sierra de Gata, encontrarás las mejores ofertas de alojamiento y de productos típicos en el portal Extremadura Ofertasy una información amena y completa en el vídeo Sierra de Gata.

sierra-de-gata-extremaduraofertas  ofertas-otoño-en-las-hurdes

sierra-de-gata-aceite-de-oliva-ecológico  sierra-de-gata-vino-blanco-viña-de-xálima

Check Also

EXTREMADURA EN OTOÑO, LA VERA

     Extremadura en otoño, La Vera, para disfrutar de sus bosques, montañas, pueblos, manjares …