miércoles , 26 junio 2019
Inicio / Destinos Turísticos / VACACIONES EN LA VERA

VACACIONES EN LA VERA

     Vacaciones en La Vera, para disfrutar subiendo a las altas montañas de la Sierra de Gredos, bañándonos en las frescas aguas de sus gargantas y recorriendo sus pueblos plagados de historia y monumentos.

     La Vera es apreciada como destino turístico desde hace décadas, por no decir siglos, si incluimos al emperador Carlos I. Quienes vienen de vacaciones o se construyen su segunda residencia lo hacen atraídos por su especial ubicación entre la Sierra de Gredos al norte y el Valle del Tiétar al sur. La Sierra de Gredos, con sus cumbres nevadas durante buena parte del año, proporciona el agua que fluye abundante por las numerosas gargantas que bajan entre los pueblos, proporcionando increíbles zonas de baño para deleite de las miles de personas que la visitan en época estival. También acoge en sus laderas espectaculares bosques de robles y castaños, salpicados con huertos de cerezos. El Valle del Tiétar ofrece fértiles vegas donde se cultivan los dos productos estrellas de la comarca: el tabaco y el pimiento. Éste último, con unas propiedades únicas que le han otorgado fama mundial, reconocida con la Denominación de Origen Pimentón de la Vera.

 la-vera-jaraíz-de-la-vera-el-lago

     También es apreciada La Vera por la singular ordenación de los cascos históricos de sus pueblos: las calles estrechas, las casas sencillas, los palacios renacentistas, las iglesias y conventos, las picotas. Todo ello nos hace revivir la época de oro de esta comarca, cuando el mayor emperador de la historia la escogió para pasar sus últimos días.

     Este singular acontecimiento histórico proporciona a la comarca otro de sus recursos turísticos emblemáticos, la figura del Emperador Carlos I y todo lo relacionado con su llegada y estancia: el Monasterio de Yuste, visitado cada año por miles de turistas, y la Ruta del Emperador de Laredo a Yuste, que opta al reconocimiento como Itinerario Cultural Europeo.

 la-vera-monasterio-de-yuste

     Si a estos recursos añadimos la buena disposición de sus gentes hacia quienes los visitan, no es de extrañar que La Vera se haya convertido en el primer destino turístico de Extremadura, tanto por el número de turistas como por el número de establecimientos.

     Para poder apreciar los principales atractivos turísticos de la comarca, es necesario realizar, al menos las tres rutas que exponemos a continuación. No es una descripción detallada de todo lo que nos puede interesar, pero seguro que cualquiera de ellas nos despertará el interés por conocer más en profundidad lo mucho que puede ofrecer la comarca.

     De Jaraíz de La Vera a Cuacos de Yuste por Garganta la Olla

     De Jaraíz de La Vera a Cuacos de Yuste por Garganta la Olla, una de las rutas más atractivas de la comarca de La Vera. Partiendo de Jaraíz de La Vera, población más importante de la comarca, llegaremos en pocos minutos a Garganta la Olla, declarada Conjunto Histórico Artístico por la excelente conservación de su arquitectura popular, de allí pasaremos al Monasterio de Yuste, retiro del Emperador Carlos V, para terminar en Cuacos de Yuste, también declarado Conjunto Histórico Artístico.

 la-vera-iglesia-jaraiz

     En Jaraíz de La Vera debemos recorrer su casco antiguo, situado en la parte más alta de la localidad. Allí se encuentra su Plaza Mayor y en ella el palacete del obispo Manzano, edificio del siglo XVII. Continuaremos con la visita a sus dos iglesias, la de Santa María de Gracia del siglo XIV, declarada Monumento Histórico Artístico y la de San Miguel del Siglo XVI. Si hacemos la ruta en verano, podemos terminar la estancia en la localidad con un baño en “El Lago”, una enorme piscina natural en la garganta de Pedro Chate.

     Salimos de Jaraíz en dirección norte y a ocho kilómetros nos encontramos con la localidad de Garganta la Olla, enclavada en una “olla” conformada por la Sierra de Tormantos y los relieves de San Salvador y San Bernabé y sólo abierta hacia el sur, por donde transcurre la Garganta Mayor. Su núcleo urbano es uno de los que mejor conserva la arquitectura popular verata, caracterizada por los entramados de madera con adobe sobre pilares de granito y los balcones volados o saledizos. Además, posee numerosos edificios de interés, como  la Iglesia de San Lorenzo, la Casa Parroquial, el Museo de la Inquisición, la Casa de Muñecas, famoso prostíbulo del siglo XVI, el Hospital de Pobres, la Casa de la Peña y muchos más.

 la-vera-garganta-la-olla

Ahora en verano no podemos desaprovechar la ocasión de bañarnos en sus gargantas, y junto a Garganta la Olla está una, la Garganta Mayor, que transcurre por unos parajes incomparables. Podemos bañarnos en “las piletillas”, pozas horadadas por el agua en rocas de granito junto al puente de la carretera, o subir garganta arriba y descubrir pequeñas pozas rodeadas de espesa vegetación y disfrutar de la soledad y del silencio, roto sólo por el ruido del agua.

     Para continuar nuestra ruta, salimos por la carretera de Cuacos de Yuste y antes de llegar al Monasterio debemos hacer alguna parada, recomendamos el Mirador de la Serrana, para contemplar las hermosas vistas de Garganta la Olla, su Garganta Mayor y el paisaje que se abre hacia el sur.

la-vera-monasterio-de-yuste-entrada
      A escasos siete kilómetros nos encontramos el Monasterio de Yuste, visita imprescindible, no sólo por ser el lugar elegido para su retiro por el Emperador Carlos I, sino también por el entorno natural que lo rodea. Los edificios del Monasterio, la Iglesia, la vivienda del Emperador y los dos Claustros, destacan por su aspecto sobrio, claro exponente del estilo que empezaba a imponerse en España y que alcanzó su máxima expresión en el Monasterio de El Escorial. En 2007 fue declarado Patrimonio Europeo, reconocimiento otorgado por la Unión Europea a aquellos lugares que han desempeñado un papel esencial en la historia y en el patrimonio europeo.

     Tan solo dos kilómetros separa el Monasterio de Cuacos de Yuste, localidad que destaca también por la buena conservación de su arquitectura popular, que le ha valido la declaración de Conjunto Histórico Artístico. Es imprescindible visitar su Plaza Mayor porticada, la Casa de Juan de Austria, la Iglesia de Nª Sra. de la Asunción, la Fuente de los Chorros y las ermitas de Santa Ana y la Soledad.

la-vera-cuacos-de-yuste-plaza-mayor

     Aldeanueva de la Vera, Guijo de Santa Bárbara y Jarandilla de la Vera

     Aldeanueva de la Vera, Guijo de Santa Bárbara y Jarandilla de la Vera, una ruta sorprendente por el centro de La Vera, por tres municipios con poblaciones y entornos que nos ofrecen los característicos recursos de comarca: Aldeanueva de la Vera rodeada por gargantas con numerosas zonas de baño, Guijo de Santa Bárbara, a 874 m. de altura, con las mejores vistas de la Sierra de Gredos y del Valle del Tiétar, Jarandilla de la Vera, con su bello castillo y majestuosa iglesia fortaleza.

     Proponemos empezar la ruta en Cuacos de Yuste. Desde allí seguiremos la carretera central de la comarca hasta llegar a Aldeanueva de la Vera, una preciosa localidad enclavada en un cerro y rodeada por dos gargantas, Los Guachos y San Gregorio, y por bosques de robles, castaños y alcornoques. Las gargantas y los bosques que las rodean conforman lugares increíbles para el baño que cada verano disfrutan miles de turistas.

 la-vera-aldeanueva-garganta-los-guachos

     Dentro del pueblo podemos admirar la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol, construida en el siglo XVI y declarada Monumento de Interés Cultural y la Casa del Obispo Godoy, un famoso teólogo del siglo XVI. No podemos dejar de visitar la Fuente de los ocho caños y recorrer sus calles para descubrir las muestras que aún perviven de la arquitectura popular.

     A pocos kilómetros de Aldeanueva, cogemos la carretera que nos subirá hasta los 876 metros de altura en que se encuentra ubicado Guijo de Santa Bárbara, el pueblo a más altura de la comarca. Esta altura le proporciona uno de sus principales atractivos, las espectaculares vistas que se pueden contemplar de las cercanas cumbres de la Sierra de Gredos, de la Garganta Jaranda que baja por los aledaños del pueblo y del Valle del Tiétar que está a sus pies. Otros de sus atractivos son sus licores de frambuesa, grosella, nueces y el tradicional licor de gloria. También son apreciados sus productos artesanos de cuero, de madera y bordados.

la-vera-guijo-de-santa-bárbara

     Dentro de la población, podemos encontrar viviendas típicas de los pueblos serranos que aún conservan paredes de adobe, entramados de madera y atractivas balconadas. Las edificaciones más destacadas son la iglesia de Nuestra Señora del Socorro, del siglo XVII y las ermitas de Nuestra Señora de las Angustias, situada a la entrada del pueblo, y la de Nuestra Señora de las Nieves en la sierra.

     De Guijo podemos bajar directamente a Jarandilla de la Vera, flaqueada por las gargantas Jaranda y Jarandilleja, con increíbles zonas de baño y cruzadas por varios puentes romanos y medievales. Lo más sorprendente de la población es el Castillo de los Condes de Oropesa, que sirvió de residencia al Emperador Carlos V hasta que finalizaron las obras de sus aposentos en el Monasterio de Yuste y que en la actualidad se ha convertido en Parador Nacional. El castillo, construido a finales del siglo XV, es de planta rectangular, reforzada con torres cilíndricas en los ángulos. El patio es precioso y en su fondo meridional se abre una espaciosa galería gótica de dos pisos.

la-vera-jarandilla-castillo-condes-de-oropesa

     Otra de las edificaciones singulares de la localidad es la Iglesia Fortaleza de Nuestra Señora de la Torre, construida en los siglos XII y XIII sobre un castro celta, como lo prueba el verraco que actualmente se encuentra en un muro de la torre. Dentro de la iglesia podemos admirar un cipo romano de mármol con columnas corintias, una pila bautismal visigoda y la capilla renacentista de Gaspar Loaysa. También son dignas de visitar la iglesia de San Agustín y las ermitas del Santo Cristo del Humilladero y de Nuestra Señora del Sopetrán. No podemos olvidar la Picota de la Villa, símbolo de villazgo y los puentes Parral, medieval pero de traza romana, y Jaranda.

     De Losar de La Vera a Madrigal de La Vera

     De Losar de La Vera a Madrigal de La Vera, una ruta por el nordeste de la comarca de La Vera, donde volveremos a cruzar numerosas gargantas que proporcionan increíbles zonas de baño para deleite de las miles de personas que visitan la comarca en época estival.

la-vera-losar-de-la-vera-figuras

     El punto de partida de la ruta es Losar de la Vera, localidad en la que debemos visitar su Iglesia de Santiago Apóstol, declarada Monumento de Interés Cultural, y admirar las figuras esculpidas en los setos de aligustre que flanquean la travesía del pueblo. Si nos gustan las rutas por las alturas, debemos aprovechar la ocasión para subir a La Cuerda del Picozo o la Loma de la Cumbre, dos puntos que superan los 2.000 metros de altura en el límite con Castilla y León. Y si preferimos la pesca o el baño, podemos disfrutar de la increíble Garganta de Cuartos y de las múltiples gargantas que desembocan en ella.

     Antes de llegar a la Garganta de Cuartos, nos desviaremos de la carretera comarcal a la derecha para visitar la localidad de Robledillo, situada en una posición intermedia entre los relieves de la comarca verata y la depresión del Tiétar. En ella podremos visitar la Iglesia de San Miguel Arcángel, de los siglos XVI y XVII, declarada Monumento Histórico-Artístico, y el puente del paraje “Las encinillas”, que aún conserva un eje de origen romano.

     Siguiendo por la carretera comarcal, a pocos kilómetros cogeremos otro desvío, esta vez a la izquierda, para llegar a la localidad de Viandar de La Vera, pequeño pueblo que conserva muestras interesantes de la arquitectura popular verata. Lo más destacado de la localidad es la Iglesia de San Andrés, que conserva varias esculturas de los siglos XVI y XVIII, y las gargantas de La Covacha, Las Meñas y el Río Moros.

     De Viandar pasamos directamente a Talaveruela de La Vera, una pequeña localidad que posee una bonita plaza porticada con una fuente de granito típicamente verata. Además de su Iglesia de San Andrés, del siglo XVII, se debe visitar el paraje de Los Molinos, situado a 500 metros del pueblo, en el que podremos disfrutar de una piscina natural rodeada de robles centenarios. Al norte del pueblo, en el paraje “Majalbierzo”, en el antiguo Camino de Castilla, existe un refugio de montaña rehabilitado.

la-vera-valverde-de-la-vera-calle-típica

     Desde Talaveruela volvemos a la carretera comarcal y seguimos en dirección a Madrigal, encontrándonos a pocos kilómetros con Valverde de la Vera, localidad fundada en el siglo XIV y declarada Conjunto Histórico-Artístico. Sus calles son estrechas y tortuosas y las casas suelen estar construidas en piedra en la planta baja y con entramado de madera y adobes en las otras plantas.

     El monumento más destacado es el Castillo de Don Nuño, construido entre los siglos XIV y XV y del que aún se conserva parte de la torre del homenaje. La Iglesia parroquial está al lado de la fortaleza y en su edificación se aprovecharon diversas partes de la misma. Así, una de sus torres hace función de campanario, otro primitivo bastión sirve de capilla mayor, y ésta última, a su vez, tiene adosado una especie de torreón cuadrangular que en su interior aloja el camarín de Santa María de Fuentes Claras, Patrona de Valverde. Próxima a la villa tenemos la Garganta Naval, excelente lugar para el baño o el paseo. Pero quizás lo más conocido de Valverde sea la procesión de Los Empalaos que recorre las calles del pueblo el Jueves santo, reconocida como de Interés Turístico Nacional en 1980 y descrita en nuestro artículo Extremadura Eventos, Procesiones, Chíviri y Carreras de Caballos. 

la-vera-villanueva-de-la-vera-casa-el-barco

     Muy cerca de Valverde nos encontramos con Villanueva de la Vera, declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1982 en reconocimiento por la excelente conservación de su arquitectura popular. Las casas son de piedra en la parte baja y entramados de madera y adobes en las otras, los portales están formados por pies de madera y grandes zapatas o por columnas con capiteles y las portadas pueden ser en arco de medio punto o adinteladas, con inscripciones religiosas, el nombre del dueño o la fecha de construcción del edificio. Además de pasear por sus calles, es interesante visitar, por su valor artístico-cultural, la Iglesia y la Torre de Ntra. Sra. de La Concepción, la Iglesia de San Justo y Pastor (ambas del siglo XV), la Ermita de San Antón y la Ermita del Cristo.

     Siguiendo en dirección a Madrigal descubrimos las dos gargantas de Villanueva: la Garganta Gualtaminos, en la que se encuentra la Cascada del Diablo, de más de 70 metros de altura, y la Garganta Minchones, situada a tan sólo 1 km. de la salida de Villanueva en dirección a Madrigal. También Villanueva tiene una fiesta conocida más allá de nuestras fronteras, El Peropalo, que podemos conocer en el Centro de Interpretación del Peropalo y Oficina de Información Turística y en nuestro artículo Extremadura fin de semana, Feria Ornitológica, el Peropalo, Carnavales.

la-vera-madrigal-de-la-vera-puente-romano

     Al final de la carretera comarcal, en el límite con la provincia de Ávila, encontramos la localidad de Madrigal de la Vera, en la que también encontramos variadas muestras de la arquitectura popular verata. En su caso urbano debemos visitar la Iglesia de San Pedro, que cuenta con elementos góticos y renacentistas, la Fuente de los Seis Caños y la Fuente de los Perales. Justo al lado de la población discurre la Garganta Alardos, flanqueada por alisos y fresnos y atravesada por el Puente Romano de Alardos, una construcción de piedra con un solo y enorme arco de gran altura.

     Si te decides a pasar tus vacaciones en La Vera, hallarás las mejores ofertas de alojamiento y restauración en la web Extremadura Ofertas y una información amena y completa en el vídeo Extremadura pueblos de la comarca de la Vera.

extremaduraofertas-la-vera-hotel-casa-apartamento  de-hervás-al-jerte-oferta-valle-del-jerte

extremaduraofertas-lote-paleta-ibérica-de-cebo  extremaduraofertas-lote-sabores-del-jerte

Check Also

EXTREMADURA EN OTOÑO, LA VERA

     Extremadura en otoño, La Vera, para disfrutar de sus bosques, montañas, pueblos, manjares …