lunes , 26 agosto 2019
Inicio / Destinos Turísticos / VERANO EN EL VALLE DEL AMBROZ

VERANO EN EL VALLE DEL AMBROZ

     Verano en el Valle del Ambroz, un fresco y acogedor refugio a la sombra de las montañas de Tras la Sierra, a orillas del río Ambroz y de las numerosas gargantas que bajan por sus laderas. Hervás, Baños de Montemayor, La Garganta, Aldeanueva del Camino, Abadía, Casas del Monte, Segura de Toro y Gargantilla, ocho pueblos que reúnen un rico patrimonio histórico artístico, unas piscinas naturales en entornos paradisiacos y unos paisajes increíbles.

valle-del-ambroz-agua-y-montañas

     Las montañas ofrecen un espectáculo sorprendente, no tanto por su altura, como por los desniveles existentes. En tan sólo 25 kilómetros podemos ascender desde los 400 metros de las zonas más bajas hasta los 2.100 metros del Pinajarro. Este desnivel ha configurado una notable variedad de vegetación, que pasa de las dehesas de encinas y alcornoques a las plantaciones de cerezos y otros frutales y de éstas a los bosques de robles y castaños. Una vegetación que en verano guarda del calor y que en otoño provoca un paisaje increíble plagado de multitud de colores ocres, tan sorprendentes que es celebrado como el Otoño Mágico del Valle del Ambroz, Fiesta de Interés Turístico Regional que durante un mes llena la comarca de actividades lúdicas y culturales, como podemos comprobar en nuestro artículo sobre la edición del año pasado: Valle del Ambroz Otoño Mágico

valle-del-ambroz-hervás-el-pinajarro

     Esta variedad de paisajes y de microclimas en tan poco espacio fascina a todos los que llegan, incitándoles a prolongar su estancia y a volver una y otra vez para gozar de todos ellos. Para poder recorrerlos, la comarca ofrece más de 200 kilómetros de senderos homologados y señalizados, una red de caminos que cuenta con mapas individuales que se pueden descargar gratuitamente en la web de la Asociación para el Desarrollo Integral del Valle del Ambroz DIVA.

valle-del-ambroz-abadía-piscina-natural

     En la parte más llana de la comarca, a orillas del río Ambroz, encontramos dos localidades: Abadía y Aldeanueva del Camino. Los dos pueblos están rodeados de magníficas dehesas de encinas y alcornoques, destacando dos alcornoques catalogados como Árboles Singulares, el Alcornoque de Abadía y el Alcornoque de la Cerca de la Fresneda en Aldeanueva del Camino, los dos con más de 500 años.

valle-del-ambroz-aldeanueva-del-camino

     En Abadía se conserva un hermoso palacio renacentista construido por la Casa de Alba en el siglo XV sobre una abadía cisterciense que habitaron los templarios. El palacio cuenta con unos magníficos jardines de estilo italiano y un bello patio mudéjar y durante siglos sirvió de solaz para numerosos escritores, como Garcilaso de la Vega o Lope de Vega. Aldeanueva del Camino debe su nombre a la calzada romana Vía de la Plata que la cruza de sur a norte. Es precisamente la civilización romana la que dejó en esta villa la huella más destacada, representada por la calzada y los puentes romanos. También es digna de admirar su arquitectura popular, manifestada en fachadas, fuentes y plazas.

valle-del-ambroz-segura-de-toro-escultura-berraco-vetón

     En las laderas de Tras la Sierra, que separa la comarca del Valle del Jerte, se ubican tres localidades, Casas del Monte, Segura de Toro y Gargantilla, en medio de bosques de castaños, huertos de cerezos y estrechas gargantas que descienden de lo alto de la sierra. Estas gargantas son su principal atractivo turístico, pues han permitido la construcción de piscinas naturales en parajes increíbles. También son muy visitados los Árboles Singulares que existen en sus términos municipales, como los castaños el Hondonero de más de 700 años y el Retorcío y el Corbiche que superan los 500 años, así como el Abedular de Gargantilla, situado en el Puerto de Honduras.

valle-del-ambroz-casas-del-monte-piscina-natural

     Casas del Monte destaca por la adecuación de su arquitectura popular a las necesidades del terreno abrupto en que se asienta. Su privilegiada ubicación lo convierte en un excelente mirador sobre gran parte de la comarca y un lugar ideal para la práctica del parapente. Segura de Toro debe su nombre a la impresionante escultura, probablemente vetona, de un verraco que se expone en la plaza del pueblo. Es la localidad más antigua de la comarca, pues se han encontrado restos celtas, vetones y romanos. También dispuso de un castillo medieval del que aún se conserva una torre. El término municipal de Gargantilla está atravesado por tres bellas gargantas pobladas de alisos, abedules, tejos, acebos, castaños. Dentro del pueblo destaca el Barrio Perché, un ejemplo de la arquitectura popular serrana.

valle-del-ambroz-hervás-barrio-judío

     Hervás es uno de los pueblos de Extremadura que mejor conserva su patrimonio arquitectónico, lo que le valió la declaración de Conjunto Histórico Artístico en 1969. Parte esencial de este conjunto es su Barrio Judío, una de las juderías mejor conservadas de España, incluida en la Red de Juderías. El barrio es un conjunto de calles estrechas y casas con enormes balconadas construidas con madera de castaño, adobe y granito muy bien conservadas. El barrio sirve de escenario para las representaciones del festival Los Conversos, centrado en los acontecimientos que rodearon la expulsión de los judíos de España, que empieza esta semana y que comentamos en nuestro artículo sobre la edición del pasado año Hervás, Los Conversos.

valle-del-ambroz-hervás-iglesia

     También forma parte de este conjunto la Iglesia Castillo de Santa María de Aguas Vivas, bastión defensivo de castillo templario del siglo IX de Segura de Toro. Conserva parte de la torre y su muralla medieval. Se transformó en iglesia en el siglo XIII y fue ampliándose hasta el siglo XVIII. Otros edificios destacados son la Iglesia de San Juan Bautista, construida en el siglo XVII, de estilo postherreriano de mortero imitando ladrillo rojo; el Hospital Franciscano, antigua enfermería de la orden de la Bien Parada del siglo XVIII, actual Sede Consistorial; el Palacio de los Dávila, casa palaciega del siglo XVIII, que acoge el Museo Pérez Comendador-Leroux.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

     Tampoco podemos dejar de ensalzar su entorno, en el que podemos disfrutar de la sombra de alisos y fresnos en las proximidades de ríos y gargantas, de tupidos bosques de robles y castaños en las laderas y de brezos y escobas en las partes más altas. Especial mención merece el salto de agua de La Chorrera y el impresionante bosque de castaños de la subida al puerto de honduras, que describimos en el artículo De Hervás al Jerte por el puerto de Honduras.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

     En Baños de Montemayor encontramos un Balneario, declarado Monumento Histórico, que ya existía en tiempos de los romanos. En 1995 se construyó uno nuevo para satisfacer la creciente demanda, atraída por las excelentes propiedades terapéuticas de sus aguas, convirtiéndose en uno de los principales reclamos turísticos de la comarca. La localidad dispone además de dos iglesias que pertenecen a diócesis distintas, destacando la de Santa María, del siglo XVI, declarada Monumento Histórico-Artístico.

valle-del-ambroz-la-garganta

      La Garganta está ubicada a más de 1.000 metros de altitud, en las faldas de la Sierra de Candelario, muy cerca de la provincia de Salamanca. Lo más llamativo de la localidad es la excelente conservación de su arquitectura popular, en la que se mezclan armoniosamente el granito y los entramados de madera y adobe. También son dignos de destacar los bosques de castaños, robles, acebos y abedules que la rodean.

     Las mejores ofertas de alojamiento y de actividades durante este verano las encontraremos en el portal Fin de Semana en Extremadura.

32. casa-rural-en-el-jerte-caceres-fin-de-semana-en-extremadura-ofertas  30. la-vera-casa-rural-fin-de-semana-en-extremadura

27-ruta-recogida-cereza-picota-valle-del-jerte-fin-de-semana-en-extremadura-ofertas-cáceres  31. hotel-rural-en-las-hurdes-fin-de-semana-en-extremadura-ofertas-cerezas

Check Also

EXTREMADURA EN OTOÑO, LA VERA

     Extremadura en otoño, La Vera, para disfrutar de sus bosques, montañas, pueblos, manjares …